TAE-KWONDO

El tae-kwondo es un arte marcial, transformado en deporte de combate. Se destaca por la variedad y espectacularidad de sus técnicas de patada y, actualmente, es una de las artes marciales más conocidas. Aunque fue desarrollado en el siglo 20, se basa fundamentalmente en artes marciales mucho más antiguas como el wu shu chino, el taekkyon coreano o karate-do okinawense y japonés. De este último obtiene el sistema de grados y su primer uniforme, aunque fue levemente modificado más tarde. La palabra tae-kwondo significa:
Tae: Técnicas que impliquen el uso de los pies (patada).
Kwon: Técnicas que impliquen el uso de los brazos (puño, mano, codo).
Do: Camino hacia la perfección. Concepto filosófico oriental.

Por tanto, tae-kwondo podría traducirse como «El camino de combatir con los pies y las manos», nombre que hace referencia a que es un estilo de combate que utiliza únicamente los pies, las manos y otras partes del cuerpo, prescindiendo por completo del uso de armas, tanto tradicionales como modernas.

El tae-kwondo busca la percusión en la mayoría de sus técnicas. Se destaca fundamentalmente por su aspecto de competición deportiva. En los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 hizo su primera aparición olímpica como un deporte de exhibición. En los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 volvió a tener presencia como deporte de exhibición. Finalmente, en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 el tae-kwondo reglado por la (WTF) se convirtió en un deporte olímpico oficial, disputándose pruebas de combate.

Tae-Kwondo

Mucha gente cree que este arte marcial se basa únicamente en las técnicas de patada, pero el tae-kwondo no deportivo también incluye una gran variedad de técnicas de golpeo en las que se utilizan los puños, codos, manos, pies y rodillas. Lo más destacado del arte son las técnicas y combinaciones de patadas.

Historia y Antecedentes: Los maestros e instructores coreanos, debido a su fuerte nacionalismo al ubicar los orígenes del tae-kwondo, se remontan al año 50 a.C., con la práctica del arte marcial llamado taekkyon. La evidencia de su práctica fue hallada en tumbas antiguas donde algunas pinturas murales mostraban a dos hombres en una escena de pelea. En aquella época se podían distinguir tres reinos en Corea:

  • Goguryeo (37 a. C. - 668)
  • Baekje (18 a. C. - 600)
  • Silla (57 a. C. - 936)

  • Los militares de la dinastía Goguryeo desarrollaron un estilo de boxeo u arte marcial o "kempo coreano" basado en diversos estilos chinos, pero adaptados a sus propias necesidades. Era un estilo que daba mucha importancia a las patadas en lugar de los puños.

    Otro arte marcial de gran importancia en esa época fue el subak. Se creó un cuerpo de guerreros organizados instruidos en este arte, denominado sonbe. En el año 400, el reino de Baekje intentó invadir el reino de Silla. Se dice que Gwanggaeto, apodado "el grande de Goguryeo", envió 50.000 tropas Sonbe de apoyo al reino de Silla, lo que supuso el primer contacto del reino de Silla con el subak.

    Posteriormente, la dinastía Silla unificó los reinos después de ganar la guerra contra el reino de Baekje en 668 y contra el de Goguryeo en 670. El hwarang (un grupo de élite de jóvenes nobles, dedicados a cultivar la mente y el cuerpo para servir al reino de Silla) desempeñó un papel importante en esta unificación.

    La figura del hwarang es similar a la del samurái japonés o al caballero medieval occidental. Eran una organización social, educativa y militar basada en un código de honor, consistente en la lealtad a la nación, respeto y obediencia a los padres, honestidad, coraje en la batalla y la omisión de la violencia innecesaria.

    Este código de honor forma parte de la base filosófica del tae-kwondo moderno. Aunque el arte marcial del hwarangdo NO es realmente el ancestro directo del tae-kwondo.

    En el año 1910 se produjo la ocupación japonesa de la península de Corea, que duró 35 años. Se prohibió la práctica del taekkyon y el subak. Sin embargo, ambas tradiciones marciales siguieron practicándose en la clandestinidad, y recibieron influencias pedagógicas, metodológicas y de contenido de varias de las artes marciales japonesas de la época como el karate y el judo como ocurrió con todas las artes marciales coreanas posteriores a 1945.

    FIUBA

    Esta disciplina milenaria se practica bajo la tutela del profesor Daniel Rey, 5to Dan WTF (World tae-kwondo Federation). Justamente, este es el estilo que se ejercita en Ingeniería. A diferencia del otro estilo, el ITF (International tae-kwondo Federation) con mayor contacto, la versión practicada en la Facultad se caracteriza por usar movimientos mucho más elásticos y circulares.

    Los alumnos de este deporte entrenan la defensa personal, fundamental en las artes marciales, pero también son instruidos en técnicas deportivas de combate o lucha con puntajes, aprendiendo simultáneamente las reglas pre determinadas de una competencia internacional, como los Juegos Olímpicos.

    Nota de interés: Filosofía del tae-kwondo

    La filosofía del tae-kwondo se basa en cinco principios derivados de las filosofias chinas del confucionismo, el taoismo, y el orgulloso nacionalismo coreano; estos son: cortesía, integridad, perseverancia, autocontrol y espíritu indomable.
  • Cortesía (Ye Ui): Es un principio fundamental dentro y fuera del tae-kwondo, que tiene como objetivo hacer destacar al ser humano manteniendo una sociedad armoniosa. Los practicantes de tae-kwondo deben construir un carácter noble, así como entrenar de una manera ordenada y disciplinada.
  • Integridad moral (Yom Chi): Es muy importante saber establecer los límites entre lo bueno y lo malo así como saber reconocer cuando se ha hecho algo malo y redimirse por ello. Por ejemplo, en un estudiante que se niega a recibir consejo o aprender de otro estudiante más experto, o en un practicante que pide un grado a su maestro no hay integridad.
  • Perseverancia (In Nae): “La Paciencia conduce a la virtud o al mérito”. La felicidad o la prosperidad suelen ser alcanzadas por la persona que es paciente. Para poder alcanzar un objetivo, ya sea promocionar a un grado superior o perfeccionar una técnica, se ha de ser perseverante. Es fundamental el sobrepasar cada dificultad con la perseverancia. “Uno que es impaciente en cosas triviales, puede difícilmente alcanzar el éxito en asuntos de gran importancia”.
  • Autocontrol (Guk Gi): El autocontrol es de vital importancia tanto dentro como fuera del dojang, tanto en el combate como en los asuntos personales. En combate, la falta de autocontrol puede provocar graves consecuencias tanto para el alumno como para su oponente. Asimismo, se ha de ser capaz de vivir y trabajar dentro de las propias capacidades. “No es más fuerte aquel que es capaz de vencer a los demás, sino aquel que es capaz de vencerse a sí mismo”.
  • Espíritu indomable (Baekjul Boolgool): Un buen practicante de tae-kwondo ha de ser siempre modesto y honrado. Ante una injusticia, actuará con espíritu combativo, sin miedo y sin dudarlo, sin tener en cuenta contra quién o contra cuántas personas se haya de enfrentar.